1909 • ¡Celebrando 105 años de su natalicio! • 2014

En Francia fue Jacques Tati. En Italia, Totò. Cantinflas es un héroe nacional en México, y en los Estados Unidos se recuerda a Charlie Chaplin por su genio innovador y su versatilidad como artista, actor comediante, autor ycompositor. En Puerto Rico sólo a un hombre se le reconoce con asombro como el mejor y más influyente actor/cómico de la historia de Puerto Rico porque reune en su talento la genialidad renacentista de Chaplin, además de hacerse querer por un pueblo que lo añora 53 años después de su muerte. A ese hombre le llaman Diplo.

Nació en el pueblo de Nagüabo el 29 de mayo de 1909. Fue bautizado como Arturo Ramón Máximo Ortiz del Rivero, pero a petición de su padre (quien no vio con buenos ojos tener un cómico en la familia cuando otro hijo era cura), se cambió el nombre a Ramón Rivero, luego añadiéndose el apodo de su más famoso personaje: Diplo.

Lamentablemente, su exitosa vida fue también fugaz y concluyó el 24 de agosto de 1956, de forma trágica, con apenas 47 años de edad.

Con su comedia popular y a través de su famoso personaje Diplo, Ramón Rivero hizo reír a su pueblo durante una despiadada época de necesidad económica, social y cultural.


Por casi 30 años Ramón Rivero (Diplo) fue el único bálsamo espiritual del pueblo, con su comedia sana y a mediodía, P.R. entero reía a mandíbula batiente con las ocurrencias de Calderón en el Tremendo Hotel, olvidando por 15 minutos las penurias del hambre y de la miseria.

Fueron muchas las ocasiones en las que Ramón Rivero mostró su calidad de gran ser humano y su generosidad de alma defendiendo a todo aquel que fuera víctima de una injusticia (estudiantes universitarios, artistas en huelga, entre muchos). Artistas extranjeros que quedaban varados en P.R. encontraron en él su apoyo incondicional.

Ramón Rivero fue la primera persona en P.R. en hacer un maratón radial pro la Liga Puertorriqueña Contra el Cáncer para ayudar en la lucha contra la fatídica enfermedad, caminando desde San Juan hasta Ponce durante 4 largos días y pernoctando a las afueras de los pueblos en casas de campaña, mientras exhortaba al pueblo puertorriqueño a cooperar con la Liga Contra el Cáncer.

Ramón Rivero también ha sido el único artista del patio en viajar fuera de Puerto Rico para entretener a los soldados puertorriqueños, durante un evento bélico (Segunda Guerra Mundial). En 1954, fue Ramón Rivero la primera personalidad/estrella de la farándula en Puerto Rico en combatir la injusticia del discrimen racial incorporando en sus programas de televisión a Juan Boria, Rita Delgado, y al actor Afro-puertorriqueño "Dixon".


Hombre de verticalidad, Ramón Rivero llevó su patria en el corazón. Todavía existen algunos de aquellos estudiantes universitarios a quien él les exhortó, a través de su famoso Tremendo Hotel, para sacar de Puerto Rico a una periodista extranjera que difamó a la mujer puertorriqueña, con artículos que escribió en el exterior.

Además de su exitosa carrera en la radio y en el teatro (sus obras de teatro incluyen clásicos del teatro popular puertorriqueño como: Mosquilandia, El Príncipe Wuele-Wuele, A mi me matan pero yo gozo, Ese niño es mio, Hay que defenderse, La familia del lío, y El Tremendo Hotel), Ramón Rivero produjo el primer programa cómico y de variedad en la televisión de P.R. La Taberna India, logrando los más altos galardones artísticos: Rey de la Farándula y Señor Televisión.

Ramón Rivero escribió sobre 3000 libretos para radio, teatro, televisión y cine, y se destacó como el autor e historiador de ¿Por qué se ríe la gente? y El álbum de la Radio (1940-1948), la primera crónica de la industria radial de Puerto Rico, una obra de gran importancia histórica para el país.


En Cuba el artista puertorriqueño hizo la película Una gallega en la Habana con Nini Marshall, conocida por toda sur América como Catita, la mejor comediante hispana del momento. Aquí en P.R. filmó posiblemente el mejor largo metraje hecho en Puerto Rico, Los peloteros, para la División de la Comunidad, entidad creada por Luis Muñoz Marín para ayudar a la clase artística del país.

Antes de fallecer, Ramón Rivero se preparaba para una película en Hollywood Wherever You Go con su música Donde quiera que tu vayas y guión de su autoría; película que sería protagonizada por él y por la artista más famosa del momento en el cine internacional, Rita Hayworth.

Ramón Rivero compuso letra y música para muchas canciones, incluyendo los inolvidables boleros Donde quiera que tu vayas, y ¿Por qué será?, además de la graciosa canción Ole don Pepito (Disco de Oro en Argentina y España). También escribió un sin número de parodias de corridas mexicanas, de tangos argentinos (Silencio en la Noche), y famosas poesías como El Duelo de la Cañada (El Duelo del Ford), y la célebre Las Abandonadas, de Julio Sesto (Las Gomas Usadas).

En los días que antecedieron su muerte, Ramón Rivero se preparaba para llevar su espectáculo La Farándula Corona hasta el pueblo de Yabucoa con el propósito de levantarle el ánimo a ese pueblo devastado por el ciclón de Santa Clara.

Fue cuando se adelantó la parca y la inesperada noticia estremeció al país en la madrugada del 24 de agosto de 1956: ¡Murió Diplo!

El país se vistió de tristeza y mantuvo luto durante 2 semanas.

No hay duda, Ramón Rivero, Diplo es un coloso de nuestra historia.